El Blog de Espacio Cuidado Natural

advanced divider

LA SEMILLA DEL CACAO

Semilla de cacao-Espacio Cuidado Natural

Hubo un tiempo muy lejano, donde la vida llevaba un ritmo tranquilo y la naturaleza reinaba en la Tierra. La raza humana se sentía UNA con todos los seres que la rodeaban. Vivía en armonía y respeto hacia la vida en todas sus formas.

Pasaron muchos, muchos años donde el Amor y la Paz podían ser sentidos y respirados en cualquier rincón de nuestro bello planeta.

Sin embargo, en algunas regiones, el hombre, seguido por un impulso interno de crecer y conquistar, abandonó la vida en las aldeas y pueblos y se adentró en el corazón de los bosques y selvas; arrasando con árboles ancestrales que eran usados para construir armas, explotando los recursos que a su paso encontraban. Nacieron las primeras guerras que derramaron sangre y destruyeron la vida que nacía de la tierra. La oscuridad reinó durante muchos años y la tierra enfermó. Los animales huyeron del hombre en busca de lugares más seguros, lejos de la avaricia de un corazón que olvidó amar.

Pronto el hombre se sintió sólo y hambriento. ¡Cuánto se había alejado de aquel paraíso llamado Tierra! Nada ya recordaba la belleza de aquel lugar donde la vida se mostraba abundante allá donde se mirase. La tristeza fue tan grande que las tribus vagaron durante años alrededor del mundo buscando la luz que habían perdido. Sin armas, sin intención de combatir, ni conquistar. Buscadores de una esperanza, soñadores de un mundo mejor. Un sentimiento común que les llevó a la UNIÓN, aquella que un día  rechazaron y olvidaron por la destrucción y la violencia.

Cada noche se reunían en círculo para contar historias. Poco importaba ya de dónde venían o hacia dónde iban, dónde nacieron o qué dialecto hablaban. Todos se escuchaban y vivían ese momento con entusiasmo y gran respeto. Recordaban como era vivir cuando el ser humano se sentía Cielo, Tierra, Aire, Agua y Fuego. Y aunque ahora la Tierra pareciera dormida, los ríos secos y el cielo tornado de gris y rojo… ellos mantenían la esperanza en la vida, que en algún momento renacería.

Volvió a llevar sus oraciones al cielo, a hablar desde el corazón, a conectar más allá de sus propios deseos y necesidades. Aquellos hombres que se habían alejado de la vida, volvían poco a poco a sentir que estaban vivos de nuevo. Vacíos, pero vivos.

Después de muchas lunas viajando, llegaron a un lugar donde nunca antes habían estado. No era muy grande y sin embargo, la hierba tímidamente crecía y algunos árboles le brindaron su sombra, que refrescó sus fatigados cuerpos y les ofreció protección. Un modesto huerto dejaba ver algunas verduras y tubérculos. Pronto se dieron cuenta que se encontraban en un asentamiento y quizás les pudieran dar cobijo.

Una mujer muy anciana salió a su encuentro. Aquellos viajeros, que durante mucho tiempo fueron guerreros, saqueadores y furtivos se entregaron al suelo, como niños vulnerables, heridos y arrepentidos. Aquella mujer se acercó a ellos, y como si hubiera encontrado por fin a sus hijos perdidos,  los fue abrazando y besando uno a uno. Recogiéndolos en su pecho, tatareando una vieja canción de cuna que fue sanando las heridas del alma.

La tierra sintió la belleza de aquel reencuentro, el amor en su mayor expresión. Y conmovida por aquella escena por fin despertó y lloró junto con aquellos hombres, que después de tanto tiempo, encontraron el camino a casa. Una lluvia que fue limpiando el aire, llenando de vida lagos y ríos y nutriendo a una tierra que de nuevo volvía a confiar en el corazón humano.

La anciana guió con sabiduría a sus hijos y a sus hijas. Le dio a cada uno una semilla de cacao para ofrendarla a la Tierra y recordar aquel día como el día primero. Lo  que ocurrió después, es fruto del verdadero AMOR.

María José Romero Toscano

 

El 25 de noviembre 2022, en el centro Guruveda Yoga, en Sevilla,  crearemos un círculo muy especial, alrededor de un rico cacao ceremonial. Hombres y mujeres sois bienvenidos a vivir una experiencia alquímica y mágica. El cacao será nuestra medicina y el amor florecerá en cada uno de nosotros. 

No dudes en escribirme para solicitar información sobre la próxima CEREMONIA DE CACAO.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: MARÍA JOSÉ ROMERO TOSCANO.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a SITEGROUND que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.